Por qué deberías convertir tu música a 432Hz

11

“Si quieres encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración.” – Nikola Tesla

“Lo que hemos llamado materia es energía, cuya vibración ha sido tan reducida como para ser perceptible a los sentidos. No hay materia.” – Albert Einstein

Tesla lo dijo. Einstein estuvo de acuerdo. La ciencia lo probó. Es un hecho conocido que todo —incluyendo nuestros propios cuerpos— está compuesto de energía vibrando a diferentes frecuencias. Habiendo dicho eso, ¿pueden las frecuencias de sonido afectarnos? Seguro que pueden. Frecuencias afectan frecuencias; así como mezclar ingredientes con otros ingredientes afecta el sabor general de una comida. La manera en que las frecuencias afectan el mundo físico ha sido demostrado por varios experimentos como la ciencia de Cymatics y memoria del agua.

La ciencia de Cymatics ilustra que cuando frecuencias de sonido se mueven a través de un medio particular como agua, aire o arena, altera directamente las vibraciones de la materia. Abajo se pueden observar imágenes demostrando cómo las partículas se ajustan a diferentes frecuencias.

La memoria del agua también ilustra cómo nuestras propias intenciones pueden incluso alterar el mundo material. Esto ha sido demostrado por el Dr. Masaru Emoto, quien ha realizado estudios mostrando cómo simples intenciones a través de sonidos, emociones y pensamientos pueden drásticamente darle forma a la manera en que el agua cristaliza.

water-mem

Todos mantenemos una cierta frecuencia vibracional, sin mencionar que se estima que nuestros cuerpos consisten de agua un 70%, así que probablemente podemos esperar que las frecuencias musicales pueden alterar nuestro propio estado vibracional. Algunos quizá llamen a esto “pseudociencia”, sin embargo la ciencia y los patrones mostrados arriba no mienten. Toda expresión a través del sonido, emoción o pensamiento mantiene una frecuencia específica que influencia todo lo que está a su alrededor —así como una única gota de agua puede crear un efecto dominó más grande en un cuerpo mayor de agua.

Frecuencia musical

Con este concepto en mente, volvamos nuestra atención hacia la frecuencia de la música que escuchamos. La mayor parte de la música en el mundo ha sido afinada a A=440 Hz desde que la Organización Internacional de Normalización (ISO) la promovió en 1953. Sin embargo, estudios sobre la naturaleza vibratoria del universo indican que este tono es disonante con la resonancia natural de la naturaleza y puede generar efectos negativos en el comportamiento humano y la conciencia. Ciertas teorías incluso sugieren que el régimen nazi ha estado a favor de este tono como estándar luego de realizar investigaciones científicas para determinar cuáles rangos de frecuencia inducen de mejor manera miedo y agresión. Sea o no esta conspiración un hecho, estudios interesantes y observaciones apuntan hacia los beneficios de afinar la música a A=432 Hz en cambio.

Se dice que 432 Hz es matemáticamente consistente con los patrones del universo. Estudios revelan que la afinación a 432 Hz vibra con la divina proporción del universo, Phi, y unifica las propiedades de luz, tiempo, espacio, materia, gravedad y magnetismo con la biología, el código ADN y la conciencia. Cuando nuestros átomos y el ADN empiezan a resonar en armonía con los patrones en espiral de la naturaleza, nuestro sentido de conexión con la naturaleza aumenta.

“A partir de mis propias observaciones, algunos parciales del matiz armónico de A=432 Hz 12T5 parecen alinearse con los patrones naturales y también con la resonancia de los solitones. Los solitones necesitan un rango específico para formarse en el campo de densidad y extenderse desde el micro hasta el macro cosmos. Los solitones no sólo se encuentran en la mecánica de agua, sino también en la respiración ion-acústica entre electrones y protones.” – Brian T. Collins

Exploremos la diferencia experiencial entre 440 Hz y 432 Hz. La diferencia notable que amantes de la música y músicos han notado con la música afinada a 432 Hz, es que no sólo es más hermosa y armoniosa al oído, sino que también induce una experiencia más interna que se siente dentro del cuerpo en la espina y el corazón. La música afinada a 440 Hz se sintió más como una experiencia externa y mental, y fue sentida a un lado de la cabeza, que se proyectó hacia afuera. Los audiófilos también han expresado que la musica en 432 Hz no parece ser local y puede llenar un salón entero, mientras que la música en 440 Hz puede ser percibida como direccional o lineal en la propagación del sonido.

“La diferencia del sonido en general fue notable, la versión en 432 sonó más cálida, clara e instantaneamente sonó más escuchable, pero la versión en 440 se sintió más ajustada, con más agresión y energía.” – Guitarrista anónimo

El video de abajo fue creado por alguien sin preferencia u opinión sobre si 432 Hz o 440 Hz es mejor. Por lo tanto, la manera en que ambas versiones de la melodía son tocadas es imparcial. Depende de nosotros estar al tanto y sentir cúal se siente más armoniosa.

Personalmente he disfrutado muchas bandas, artistas y estilos de música aunque hayan afinado a 440 Hz, sin embargo, al comparar algunas canciones tanto en 432 Hz como en 440 Hz, puedo sentir y oír la diferencia. No diría que mi experiencia con 440 Hz me ha vuelto una persona agresiva, pero puedo entender cómo una población entera expuesta a música que está mas dirigida hacia la mente, en lugar de hacia el corazón —sin mencionar todas las letras impulsadas por el ego y el materialismo en la mayoría de la música popular— es una perfecta combinación para mantener una frecuencia y conciencia más disonantes dentro de la humanidad.

“La música basada en C=128 Hz (la nota C en concierto A=432 Hz) apoyará a la humanidad en su camino hacia la libertad espiritual. El oído interno del humano se basa en C=128 Hz)” – Rudolph Steiner

No puedo expresar con completa certeza que cada idea sugerida en este artículo sea 100% certera, ni soy experto en el tema. Por esta razón, sugiero que cada uno realice su propia investigación sobre el asunto con una mente abierta, pero perspicaz, si estamos buscando validación científica. Sin embargo, todos poseemos intuición y una habilidad para observar sin juicio —que puede ser tan valiosa (si no más) que llenar nuestras cabezas con información externa e incluso conceptos científicos. Por lo tanto, depende de nosotros reducir la urgencia de saltar a conclusiones y en cambio, EXPERIMENTAR la diferencia entre 440 Hz y 432 Hz. Para hacer esto, necesitamos escuchar con nuestro cuerpo entero y una conciencia neutral, en lugar de con nuestras ideas mentales, juicios y preconcepciones.

Vía Earth We Are One

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s