La hipocresía de la legalización del alcohol

GettyImages-137252219.0-728x400

Cuando se trata del uso y abuso de sustancias, nuestra sociedad está construída sobre una base de hipocresía. La nuestra es una sociedad que demoniza los psicodélicos y celebra el alcohol, a pesar del hecho de que el alcohol no es sólo una droga; también es veneno para el cuerpo humano, clasificado como un “Cancerígeno de Grupo 1” – haciéndolo tan cancerígeno como el VIH, amianto, plutonio, y gas mostaza. ¿No es chistoso como usamos el coloquialismo “drogas y alcohol,” como si las dos fuesen cosas separadas? El alcohol es ciertamente una droga.

alcohol-300x250

El alcohol está estrechamente vinculado a muchas formas de cancer así como una gran variedad de enfermedades. Causa millones de muertes al año, está estrechamente vinculado con asaltos (y asaltos sexuales), aumenta muchos problemas sociales y de relaciones, es altamente adictivo, y contribuye a la gran proporción de crimen y costos a la economía. Pero lo convierte en un gran negocio y trae mucho dinero de muchas maneras. Si los medios de comunicación fuesen totalmente objetivos, estarían reportando los efectos detrimentales del alcohol como este:

http://www.vox.com/2015/6/15/8774233/alcohol-dangerous

Drug_danger_and_dependence

Bebemos alcohol en casi cualquier evento social o reunión a la que asistimos, sea una fiesta de cumpleaños, la fiesta de un niño, un matrimonio, un día festivo, o un evento deportivo. Bebemos sólo porque es fin de semana o porque tuvimos un largo día en el trabajo. ¿Y por qué? Las razones más comunes (que usualmente no se dicen) son “lubricación social” o evasión. Estamos intentando escapar de sentimientos, emociones, memorias, la realidad, o los aspectos preocupantes de nuestras vidas. A menudo lo necesitamos para tener una conversación interesante, para hacer las interacciones humanas más atractivas. Qué mundo en que vivimos, que deberíamos necesitar un escape tanto. Hay tanta gente adicta al alcohol, al menos en algún nivel.

Y normalizamos este comportamiento para nuestros hijos, bebiendo con ellos alrededor sin pensarlo dos veces, no considerando que estamos pasando silenciosamente esta mentalidad a ellos. Vivimos en una sociedad que celebra esta locura. Se vende en todas partes y es visto en cualquier sitio – anuncios, televisión, todo tipo de medios. Está causando daño a muchas personas y matando a muchas más, y, sin embargo, alardeamos sobre él como si fuera “normal.”

Por otro lado, nuestra sociedad generalmente teme y demoniza los psicodélicos – en su mayoría – plantas que ocurren naturalmente y hongos conocidos porque expanden la conciencia y por ser psicoterapéuticos en ciertas instancias. Hay miles de libros escritos por poetas, filósofos, profesores, artistas, y contemplativos sobre lo asombrosos que son. ¿Cuándo fue la última vez que viste un libro sobre lo bueno que es el alcohol, el cigarrillo, o la cafeína?

Hay un miedo y estigma creado por los medios y los cuerpos gobernantes que los psicodélicos (tales como psilocibina, LSD, peyote, y mescalina) causan problemas mentales. Resulta que no pudiera estar más alejado de la verdad. Un metaanálisis publicado recientemente en una de las revistas científicas más prominentes de la actualidad, Nature, no encontró tal vínculo, y de hecho declaró que “el uso psicodélico está asociado con un riesgo más bajo de problemas de salud mental como psicosis, trastornos de ansiedad, trastornos de ánimo, y angustia psicológica general.”

http://www.nature.com/news/no-link-found-between-psychedelics-and-psychosis-1.16968

http://www.healthline.com/health-news/mental-psychedelics-not-linked-to-mental-health-problems-082213#1

http://www.iflscience.com/brain/new-studies-fail-find-associations-between-psychedelic-drugs-and-mental-health-problems

No sólo eso, muchas de estas plantas están siendo usadas en psicoterapia para tratar e incluso curar los problemas que nuestras drogas legales están causando, especialmente el alcoholismo y enfermedades mentales como ansiedad, depresión, y trastorno por estrés postraumático.  Los psicodélicos nunca han causado una muerte, ya que no son veneno como la mayoría de nuestras drogas legales. Así que celebramos y veneramos las drogas que nos enferman, que nos hacen estúpidos, y que nos matan, y tememos y demonizamos aquellas que expanden nuestras mentes y curan nuestras enfermedades.

“Creo que es obvio que los psicodéllicos están demonizados y son ilegales en nuestra sociedad porque en algún sitio en nuestra sociedad están las mentes controladoras que se dan cuenta que estas sustancias tienen el potencial, tienen el poder de descoser la jerarquía de control.” – Graham Hancock

Via Collective Evolution

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s