Estudio: psilocibina podría ser útil para tratar alcoholismo

1253572357

Un nuevo estudio sobre los efectos de la psilocibina en las personas dependientes del alcohol, el cual fue realizado por Rick Strassman, Michael P. Bogenschutz, Alyssa A. Forcehimes, Jessica A. Pommy, Claire E. Wilcox, PCR Barbosa, ha sido publicado en la Revista de Psicofarmacología, en tiempos cuando la investigación sobre la eficacia de medicinas psicodélicas para la adicción está ganando creciente reconomiento dentro de la medicina occidental.

Según el Dr. Ben Sessa, un consultor psiquiátrico para adicciones ubicado en el Reino Unido:

“Parece que los órganos principales están despertando a las posibilidades de la medicina psicodélica—y especialmente en el área de las adicciones.”

El estudio encontró que hubo un aumento significativo en la abstinencia en los participantes luego de la administración de psilocibina.

Psilocibina fue usada en conjunto con tratamientos psicosociales tales como asesoramiento y evaluaciones, y estos comenzaron cuatro semanas antes de que la psilocibina fuese introducida en la terapia. El estudio muestra que durante las primeras cuatro semanas no hubo una disminución importante en el consumo y fue sólo cuando la psilocibina fue introducida que los patrones de bebida se vieron alterados notablemente, así como la actitud con respecto a la bebida, dentro del grupo.

Los autores notan:

“Los participantes exhibieron una mejora significativa en el consumo, con grandes tamaños de efecto pre-post, así como cambios importantes en medidas psicológicas relevantes a la bebida. Gran parte de la mejora ocurrió luego de la administración de psilocibina, en cuyo momento los participantes ya habían recibido 4 semanas de tratamiento psicosocial y entre 4 y 6 horas de asesoramiento.”

Los efectos de la psilocibina variaron entre los participantes y “escalas de autoinforme” fueron usadas para monitorear efectos alucinógenos subjetivos tales como La Escala de Calificación Alucinógena y La Escala Pentadimensional de Estados Alterados de Conciencia. Algunos participantes sufrieron de leves dolores de cabeza, otros de dolores estomacales, y otro con síndrome del intestino irritable sufrió de diarrea, aunque ninguno de los participantes sufrió tales efectos adversos de la psilocibina como para requerir más medicamentos.

El Dr. Ben Sessa comentó:

“Estos resultados se agregan favorablemente al cuerpo creciente de investigación contemporánea con psilocibina. La psilocibina esta demostrando cada vez más ser un compuesto seguro y eficaz como un adjunto a la psicoterapia para un gran rango de condiciones psiquiátricas, desde trastornos de ansiedad como el trastorno obsesivo-compulsivo, preocupaciones existenciales asosicadas con el fin de la vida y problemas basados en traumas hasta—y ahora con estos estudios— adicciones.”

Curiosamente, se encontró una correlación entre la intensidad de la experiencia y el grado de abstinencia de alcohol que el participante experimentó luego, planteando preguntas acerca de la cualidad inherente de la experiencia con psilocibina, si hay una, y si esta experiencia guarda beneficios terapéuticos para los alcohólicos.

Los autores del estudio señalan:

“También se observaron fuertes correlaciones entre las medidas de intensidad de los efectos de la droga sutiles y resultados clínicos. Aunque el cambio en el consumo estuvo correlacionado con la cualidad mística de la experiencia, estuvo similarmente asociado con puntuaciones de otros efectos sutiles. Más trabajo será necesario para determinar si hay características particulares de la experiencia sutil con psilocibina que predigan el beneficio terapéutico en el trastorno por el uso de alcohol.”

Sin embargo, no se puede demostrar que los resultados notables en el aumento de la abstinencia entre los participantes fueron únicamente por el funcionamiento de la psilocibina porque hubieron otros factores presentes que pudieron haber contribuído.

“Mientras que claramente ha demostrado factibilidad, este estudio tiene limitaciones significativas y evidentes incluyendo un pequeño tamaño de muestra, falta de un grupo de control, y falta de verificación biológica de uso de alcohol. Debido a estas limitaciones, no es posible separar inequívocamente los efectos de atención, tratamiento psicosocial, y tiempo; efectos expectativos relacionados con el conocimiento de recibir psilocibina; y los efectos específicos de la psilocibina.”

El estudio explica que el cambio en los patrones de bebida luego de la administración de psilocibina son suficientemente significativos para justificar una futura y más profunda exploración en esta área. Este no es un estudio completamente único y estudios similares han sido realizados haciendo pruebas con LSD y dependencia del alcohol, tales como el estudio reciente por Krebs y Johansen en 2012, aunque parece que no tanta exploración con psilocibina ha sido llevada a cabo. Entonces parece haber una oportunidad aquí para mucha más investigación.

Según el Dr. Ben Sessa:

“A pesar de 100 años de psiquiatría moderna, nuestros tratamientos para la dependencia del alcohol siguen siendo pobres. Si existe la posibilidad de que la psicoterapia asistida con psilocibina pueda mejorar los resultados en este campo, indudablemente vale la pena llevar a cabo más investigaciones.”

Via Reset.me

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s