Las 23 cosas que Terence McKenna mejor dijo, desde cannabis, psicodélicos, y la legalización hasta la naturaleza, el lenguaje, y el sexo

Terence_cosmo-code

A los 25 años, un amigo me introdujo a “Surfing Finnegans Wake,” en la cual un hombre da una conferencia de tres horas sobre la experiencia psicodélica y disolvente de barreras de leer a James Joyce. Recuerdo pensar que su voz sonaba extraterrestre. Era Terence McKenna. Esta es una cita de la charla, la cual espero sea impresa sobre la próxima cubierta de Finnegans Wake: “Este [Finnegans Wake] se acerca como nadie lo hizo a apretar los contenidos enteros del universo en aproximadamente 14 pulgadas cúbicas.”

Un año más tarde, habiendo olvidado a McKenna, encontré el Psychedelic Salon, un podcast presentado por un hombre amigable llamado Lorenzo. Tenía cientos de charlas archivadas dadas por lo que parecía ser una comunidad de personas dedicada a los psicodélicos y a movimientos contraculturales. No estaba preparado para descubrir la obra de McKenna. Era, y aún es, por vía de estas conferencias y sus libros, uno de los más reconocidos psiconautas en la historia reciente (allá arriba con Timothy Leary y Alexander Shulgin).

En sus trabajos, queda claro que McKenna era un estudiante de muchas cosas además de botánica y enteógenos. Era un hombre del renacimiento, capaz de dar charlas sobre literatura, historia, filosofía occidental y oriental, lingüística, antropología, ecología, chamanismo, química, biología. Tenía conocimientos acerca de nuestra experiencia colectiva como criaturas tecnológicas, y predijo un mundo futuro de realidad virtual y simulación. Falleció en el año 2000. Era un contador de historias, un feminista, y un ambientalista. Una buena cantidad de sus charlas se encuentran disponibles en línea aquí, en YouTube, y en el Psychedelic Salon.

McKenna promovía la “legalización de la naturaleza.” Pensaba que era peligroso restringir el acceso a cualquier planta medicinal. Pero no era ignorante sobre la naturaleza adictiva de la heroína y la cocaína, invenciones modernas que requieren regulación.

De los pocos pensadores psicodélicos cuyas extrañas ideas violaron la guardia blanda de la corriente principal, la facilidad de McKenna con el lenguaje lo separa del resto. Se hacía querer por la comunidad psicodélica por vía de sus asombrosas descripciones del DMT, las cuales ayudaron a ensamblar un nuevo vocabulario psicodélico.

Está el problema de la Teoría de la Onda de Tiempo, donde, combinando eventos históricos con el I Ching, predijo el fin del mundo (o el “inicio,” no está claro) para el 21 de diciembre de 2012. Hubieron fiestas irónicas aquella noche, y como el mundo no terminó, quizá fue una broma premeditada para evitar convertirse en una figura de culto, una semilla de duda para el devoto.

Es una cosa rara y valiente exponer verdades personales idiosincráticas. McKenna hizo de ello una carrera. Imagino que McKenna es como un bote en el mar. Está solitario, probablemente, pero también es libre de nuestra rutina y la dominante cultura occidental. No hay muchas personas excepto tus botes compañeros. Otros marineros se encuentran lejos y son pocos. Esa es la vida de un explorador. McKenna tocó tierra en alguna parte, conoció unos pequeños elfos, y regresó para contarnos sobre eso. Y ahora, muchos otros han tomado la iniciativa de McKenna, tripulando sus propias expediciones hacia la psique.

Recomiendo experimentar; permítete un momento para pasear por la tierra élfica de las famosas descripciones de DMT de McKenna. Captura la experiencia psicodélica de una manera que definitivamente jamás ha sido escrita en la historia de la humanidad. Estoy seguro de ello. Te recordará que el mundo es extraño y mágico. Sus ideas agrandan, se agregan a, aumentan y crean complejidad. McKenna se encontraba entre los mejores en eso. Tenía un ethos de novedad.

He reunido estas citas para darte una buena idea de la variedad de cosas sobre las que McKenna pensaba. Si quieres más, recomiendo leer uno de sus libros o explorar las muchas horas de charlas en línea.

Sobre el cannabis

“El cannabis es un anatema para la cultura dominante porque decondiciona o desacopla a los usuarios de valores aceptados. Por su efecto subliminalmente psicodélico, el cannabis, cuando se ejerce como un estilo de vida, poner a la persona en contacto intuitivo con patrones de comportamiento menos orientados al cumplimiento de objetivos y menos competitivos. Por estas razones la marihuana no es bienvenida en el ambiente de la oficina moderna, mientras una droga como el café, la cual reforza los valores de la cultura industrial, es tanto bienvenida como alentada. El uso de cannabis es sentido correctamente como herético y profundamente infiel a los valores de la dominancia masculina y jerarquía estratificada. La legalización de la marihuana es por eso un problema complejo, ya que implica legitimar un factor social que pudiese mejorar o incluso modificar valores dominados por el ego.”

“No hay duda de que el cannabis es trivializado como un producto y es degradado por la designación de “droga recreacional,” pero tampoco hay duda de que cuando es usado ocasionalmente en un contexto de ritual y expectativa culturalmente reforzada de transformación de la conciencia, el cannabis es capaz de casi cualquier gama de efectos psicodélicos asociados con los alucinógenos.”

“Disminuye el poder del ego, tiene un efecto mitigante en la competitividad, le hace a uno cuestionar la autoridad, y reforza la noción de la meramente relativa importancia de valores sociales.”

“Si cada alcohólico fuese un “marihuanero,” si cada usuario de crack fuese un “marihuanero,” si cada fumador fumase sólo cannabis, las consecuencias sociales del “problema de las drogas” serían transformadas.”

Sobre la ayahuasca

“La palabra ayahuasca es una palabra quechua que aproximadamente se traduce como “liana de los muertos” o “liana de almas.”

“Las personas nativas de la región del Amazonas han explotado brillantemente estos hechos en su búsqueda de técnicas para acceder a las dimensiones mágicas cruciales al chamanismo. Combinando, en la ayahuasca, plantas que contienen DMT con plantas que contienen inhibidores de monoamino oxidasa (MAO), han explotado durante mucho tiempo un mecanismo farmacológico, inhibición de la MAO, no descrita por la ciencia occidental hasta los años 50.”

“Son temas y alucinaciones orientadas hacia el mundo orgánico y natural, en marcado contraste con los motivos titánicos, extraterrestres, y fuera del planeta que caracterizan el flash de DMT.”

“La experiencia inducida por ayahuasca incluye tapices extremadamente ricos de alucinación visual que son particularmente susceptibles a ser “impulsados” y dirigidos por el sonido, especialmente sonido producido vocalmente.”

“Los ayahuasqueros usan el sonido y sugerencia para dirigir las energías de sanación hacia partes del cuerpo y aspectos no examinados de la historia personal de un individuo donde la tensión psiquiátrica ha venido a descansar. A menudo estos métodos exhiben paralelismos sorprendentes con técnicas de psicoterapia moderna; otras veces parecen representar una comprensión de posibilidades y energías aún no reconocidas por teorías occidentales de sanación.”

Sobre la legalización

“Se decía que las mujeres no podían votar porque la sociedad sería destruída. Antes de eso, los reyes no podían ceder poder absoluto porque resultaría en un caos. Y ahora nos dicen que las drogas no pueden ser legalizadas porque la sociedad se desintegraría. ¡Estas son tonterías!”

“Estamos descubriendo que los seres humanos son criaturas de hábito químico con la misma horrorizada incredulidad como cuando los victorianos descubrieron que los humanos son criaturas de fantasía sexual y obsesión. Este proceso de enfrentarnos a nosotros mismos como una especie es una precondición necesaria para la creación de un orden social y natural más humano.”

“No saber la verdadera identidad de uno es ser una cosa loca, sin alma—un golem. Y, ciertamente, esta imagen, repugnantemente orwelliana, aplica a la masa de seres humanos que ahora viven en las democracias industriales de alta tecnología. Su autenticidad yace en su habilidad de obedecer y seguir los cambios de estilo en masa que son transmitidos a través de los medios.”

“Creo que el fracaso de nuestra civilización de aceptar el problema de las drogas y comportamiento destructivo habitual es un legado de infelicidad para todos nosotros. Pero si reconstruyésemos suficientemente nuestra imagen del yo y el mundo, pudiéramos hacer de la psicofarmacología la materia de nuestras más grandes esperanzas y sueños.”

Sobre el DMT

“Bajo la influencia de DMT, el mundo parece un laberinto arábe, un palacio, una más que posible joya marciana, vasta con motivos que inundan la mente abierta con asombro complejo y sin palabras.”

“La extraordinaria facilidad con que el DMT destruye totalmente todas las barreras y transporta a uno de una manera convincente e imposible de anticipar a la Otra dimensión es uno de los milagros de la vida misma. Y este primer milagro es seguido por un segundo: la completa facilidad y simplicidad con la que los sistemas de enzimas en el cerebro reconocen las moléculas de DMT en la sinapsis.”

“Al estar intoxicada por DMT, la mente se encuentra en un extraño mundo convincentemente real, aparentemente coexistente. No un mundo sobre nuestros pensamientos, nuestras esperanzas, nuestros miedos; más bien, un mundo sobre los pícaros—sus alegrías, sus sueños, su poesía. ¿Por qué? No tengo ni la menor idea.”

Sobre psicodélicos en general

“La principal lección a ser aprendida de la experiencia psicodélica es el grado al que valores culturales no examinados y limitaciones del lenguaje nos han hecho los prisioneros involuntarios de nuestras propias asunciones.”

“Mediante los psicodélicos estamos aprendiendo que Dios no es una idea, Dios es un continente perdido en la mente humana.”

“Las plantas son el enlace perdido en la búsqueda para entender la mente humana y su lugar en la naturaleza.”

Sobre la naturaleza

“La naturaleza no es nuestro enemigo que debe ser violado y conquistado. La naturaleza es nosotros mismos que debe ser apreciada y explorada. El chamanismo siempre ha sabido esto, y el chamanismo siempre ha, en sus más auténticas expresiones, enseñado que el camino requería aliados. Estos aliados son las plantas alucinógenas y las misteriosas entidades, luminosas y trascendentales, que residen en esa dimensión cercana de belleza extática y comprensión que hemos negado hasta que ahora es casi demasiado tarde.” — Food of the Gods, 1992

Sobre los pulpos

“La naturaleza, en su riqueza evolutiva y morfogenética, ha ofrecido un modelo irresistible para seguir en la tarea chamánica de resacralización y autotransformación que yace delante. La imagen animal totémica para que el futuro humano forme es el pulpo. Esto es porque los cefalópodos, los calamares y pulpos, aunque parezcan criaturas humildes, han perfeccionado una forma de comunicación que es tanto psicodélica como telepática—un modelo inspirador para las comunicaciones humanas del futuro.” — Food of the Gods, 1992

Sobre el lenguaje

“La formación de símbolos humanos, facilidad lingüística, y sensibilidad a los valores de la comunidad puede que cambien bajo la influencia de metabolitos psicoactivos fisiológicamente activos.”

Sobre el sexo

“Luego hicimos el amor. O más bien, tuvimos una experiencia que estaba vagamente relacionada a hacer el amor pero que era una cosa por sí misma. Los dos estábamos aullando y cantando en la glosolalia del DMT, rodando sobre la tierra con todo inundado por alucinaciones geométricas. Ella se vió transformada; palabras existen para describir en lo que se convirtió—anima pura, Kali, Leucótea, algo erótico pero no humano, algo dirigido a la especie pero no al individuo, resplandeciendo con la posibilidad de canibalismo, locura, espacio, y extinción. Parecía estar a punto de devorarme.”

“La realidad se hizo añicos. Este tipo de cogida ocurre en el límite mismo de lo que es posible. Todo había sido transformado en orgasmo y océanos visibles y parlantes de lenguaje elfo. Entonces vi que donde nuestros cuerpos estaban pegados, había una corriente, fuera de ella, sobre mi, sobre el suelo del techo, fluyendo por todas partes, algún tipo de líquido obsidiano, algo oscuro y resplandeciente, con colores y luces dentro. Después del flash de DMT, despues del ataque de orgasmos, después de todo eso, esta cosa me sacudió hasta el centro. ¿Qué era este fluido y qué estaba sucediendo? Lo observé. Miré directamente hacia él, y era la superficie de mi propia mente reflejada al frente de mi. ¿Era materia translingüística, la excrecencia viviente y opalescente del abismo alquímico del hiperespacio, algo generado por el acto sexual realizado bajo tales condiciones disparatadas? Lo miré de nuevo y ahora ví en él el lama que me enseñó tibetano, que habría estado dormido a una milla de distancia. En el fluido lo ví, en la compañía de un monje que nunca había visto; estaban mirando por una placa de espejo. ¡Luego me di cuenta de que me estaban observando! No podía entenderlo. Alejé la mirada del fluido y de mi compañera, tan intensa era su aura de rareza.” — True Hallucinations, 1994

Via Reset.me

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s