¿Qué sucede cuando los humanos toman DMT?

dmt

Entre las más poderosas sustancias enteogénicas que permiten a los humanos sobrepasar su ego y echar un vistazo a lo divino está la dimetiltriptamina, mejor conocida como DMT. La DMT es el principal ingrediente activo en la ayahuasca, el brebaje psicodélico tradicionalmente usado en ceremonias espirituales por gente nativa del Amazonas

Conocimiento científico de los efectos de la DMT era escaso antes del innovador estudio publicado en 1994 en los Archivos de Psiquiatría General y conducido por Rick Strassman, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Nueva México de la Escuela de Medicina. En el momento, era la primera investigación humana con psicodélicos aprobada en 20 años debido a las prohibiciones del gobierno de los Estados Unidos y el estigma general sobre las sustancias.

strassman

Durante el estudio, los investigadores administraron DMT a 12 sujetos y luego los entrevistaron sobre sus experiencias. En contraste con un viaje de ayahuasca, el cual puede durar muchas horas, los sujetos que tomaron DMT directamente reportaron que el viaje inició inmediatamente, alcanzando su punto máximo en dos minutos y concluyendo en media hora. Durante el viaje, los sujetos afirman haber visto rápidas y coloridas imágenes en movimiento y haber sentido una fuerte acometida, conduciendo a un estado disociado, con euforia alternando con ansiedad. Aproximadamente la mitad de las personas que tomaron DMT dijeron que escucharon efectos auditivos también.

La DMT fue administrada via intravenosa y los investigadores no intentaron interrogar a los sujetos hasta que el viaje hubiese finalizado, permitiéndoles asimilar toda la experiencia de la sustancia sin interrupciones. Una persona bajo los efectos de la DMT dijo, “intenté cerrar los ojos pero veía las mismas cosas con los ojos cerrados que como lo hacía con los ojos abiertos.” Otros describieron vívidas visiones tales como “un fantástico pájaro,” “un árbol de vida y conocimiento,” “un salón de baile con candelabros de cristal,” figuras humanas y aliens (tales como “una pequeña criatura redonda con un ojo grande y otro pequeño, sobre pies casi invisibles”), “el interior de las juntas de una computadora,” “conductos,” “doble hélices del ADN,” “un diafragma pulsante,” “un disco giratorio dorado,” “túneles y escaleras.”

At the end of the journey, most subjects said they still saw geometric patterns overlaying their normal field of vision. Some said that they felt exposed to new ideas and concepts about their personal and professional lives. One reported, “It didn’t feel like my normal mode of thinking. You know how schizophrenics talk about different meanings to things? A leaf on the ground takes on new meaning, and they get into it in a big way? That kind of thing.”

Al final del viaje, la mayoría de los sujetos dijeron que aún veián patrones geométricos cubriendo su campo normal de visión. Algunos dijeron que se sentían expuestos a nuevas ideas y conceptos sobre su vida personal y profesional. Uno reportó, “no se sintió como mi modo normal de pensamiento. ¿Sabes como los esquizofrénicos hablan sobre diferentes significados de las cosas? ¿Una hoja en el suelo adquiere un nuevo significado y se meten en ella a lo grande? Ese tipo de cosa.”

“Esta información cuantitativa clínica y preliminar provee las bases para una caracterización psicofarmacológica más profunda de las propiedades de la DMT en los humanos,” el estudio concluye. “También pudiese ser usada para comparar los efectos de otros agentes que afectan receptores cerebrales relevantes en poblaciones voluntarias y psiquiátricas.”

En este y otros estudios, Strassman y su equipo terminaron trabajando con 60 voluntarios en total, proporcionando una base de conocimiento acerca de la DMT que había estado previamente ausente del registro científico. En las dos décadas que siguieron a los estudios, se han llevado gradualmente investigaciones con otros psicodélicos y el público está comenzando a ganar consciencia de su eficacia a la hora de tratar varios tipos de trastornos mentales.

The DMT study, although not focused on therapeutic effects, cracked open the door to government-sanctioned research. “I recognized the importance of my work for the future of American psychedelic studies, and I wanted to make certain that it was performed in broad daylight,” the scientist said in an interview with VICE. “That way I felt the responsibility was shared among everyone involved in the process.”

El estudio con DMT, aunque no se concentró en sus efectos terapéuticos, abrió las puertas para investigaciones aprobadas por el gobierno. “Reconocí la importancia de mi trabajo para el futuro de estudios psicodélicos americanos y quería asegurarme de que se realizara en plena luz del día,” dijo el científico en una entrevista con VICE. “De esa manera sentí que la responsabilidad era compartida entre todas las personas envueltas en el proceso.”

Strassman pasó a escribir el libro DMT: La Molécula del Espíritu sobre su investigación y experiencia, concluyendo, “es muy importante que entendamos la conciencia. Es igualmente importante ubicar a las drogas psicodélicas en general, y a la DMT en particular, en una matriz personal y cultural donde hagamos el mayor bien y el menor daño.”

Un documental basado en el libro fue subsecuentemente publicado en 2010:

Via Reset.me

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s